X

La infraestructura educativa de Castilla y León es muy completa y su oferta en el ámbito de la enseñanza se encuentra a la altura de las regiones más desarrolladas. Esta positiva posición permite alcanzar un elevado grado de preparación y de calidad de los recursos humanos de la región.

En Castilla y León, hay más de 700 centros que imparten educación primaria y secundaria más de 110.000 estudiantes. De estos centros, algo más de 500 ofrecen alguna sección del aprendizaje en un modo bilingüe que coexisten con otros 34 centros oficiales de enseñanzas de idiomas. Esta oferta educativa se complementa con un extenso y desarrollado sistema de planes de formación profesional dirigidos a garantizar una adecuada integración en el mercado laboral con el máximo nivel de capacitación. Así, existen más de 400 centros que imparten formación profesional con casi 40.000 alumnos.

En los niveles superiores de educación, Castilla y León es la región española y una de las europeas con mayor índice de población universitaria entre sus jóvenes.

Este sistema permite abordar, al mismo tiempo, un proceso de formación continua y adaptabilidad de los empleados a la diversificación que experimentan las empresas regionales. Además, supone una garantía en cuanto al suministro de profesionales cualificados para todos los puestos necesarios en cualquier empresa, con independencia de su tamaño o sector de actividad.